Decálogo del buen TRATO DIRECTO. Nuestro valores.

 

TRATO DIRECTO es una forma de nuestro trabajo que se basa en los siguientes VALORES:

 

  1. VOCACION DE SERVICIO. Estamos para ayudarte, hacerte la vida más ligera y reconfortante, simplificar los procesos, y por eso creemos que debes contar con nosotros. Se trata de estar, por nuestra parte, continuamente atentos, observando y buscando la oportunidad que nos sirves a través de un encargo de venta o una petición de compra.

 

  1. HONESTIDAD. Actuar siempre en base a la verdad. Ser honesto es actuar con profesionalidad y transmitir nuestra experiencia tanto al vendedor como al comprador evitando crear falsas expectativas ante un proceso de compraventa.

 

 

  1. RESPONSABILIDAD. Ser responsable significa dirigir nuestras acciones midiendo el impacto de su actuación en los demás, respetando sus derechos e intereses legítimos. La responsabilidad es un signo de madurez, de buen TRATO DIRECTO, pues el cumplir una obligación implica esfuerzo.

 

  1. PRUDENCIA/DISCRECCIÓN. Nos admiramos de las personas que normalmente toman decisiones acertadas; sacan adelante y con éxito todo lo que se proponen; conservan la calma aún en las situaciones más difíciles; personas en las cuales percibimos su comprensión hacia todas las demás personas y jamás ofenden o pierden la compostura. La prudencia ayuda a considerar los efectos que pueden producir nuestras palabras y acciones, algo muy importante en un mercado local como el nuestro donde casi todos nosotros estamos interrelacionados de alguna manera.

 

  1. AUTODOMINIO. En TRATO DIRECTO buscamos ejercer ese señorío sobre nosotros mismos, serenidad y paciencia, liberarnos del desánimo, participamos de un proceso de superación constante, que nos permite olvidar todo lo superficial y centrarnos en la negociación que nos lleva al éxito de la operación y consecución del objetivo final, la venta.

 

  1. SUPERACION. Nos perfeccionamos, buscamos la excelencia. Hacemos mayores esfuerzos para lograr cada objetivo que nos proponemos. Salimos de nuestra zona de confort constantemente. La superación (al igual que una venta) no llega con el tiempo, el simple deseo o con la automatización, requiere acciones inmediatas, planeamiento, esfuerzo y trabajo continuo.

 

  1. CONOCIMIENTO Y FORMACIÓN. Un profesional debe contar con suficiente aptitud para desempeñar su trabajo. Ser competitivo implica ser competente. Al volante deben estar los mejores, los más preparados, los más capaces. La aptitud es una cualidad objetiva y medible que debe ser retroalimentada mediante el aprendizaje y premiada. En un mercado altamente competitivo, la aptitud de nuestros agentes comerciales, la pasión de su trabajo y la formación dentro y fuera de nuestra oficina es determinante para desempeño de sus funciones.

 

 

  1. EQUIPO. Somos equipo, trabajamos en conexión y formamos parte de una plantilla estable. Estabilidad hacia nosotros mismos y hacia el cliente que puede contar con su agente de confianza evitando malentendidos en la transmisión de la información y siendo su responsable interlocutor de confianza.

 

  1. EDUCACIÓN Y RESPETO. Cuidar las formas y respetar los códigos en nuestras relaciones con los demás. Dentro y fuera de nuestra organización. Saber mantener un trato exquisito permitirá disponer de una mayor capacidad de interlocución y el reconocimiento de quienes te rodean. Cuidar la forma en cómo nos dirigimos, en el TRATO DIRECTO por escrito. Abstenerse de comentarios personales inapropiados, aceptar los métodos de trabajo acordados y otras muchas normas de convivencia que nos capacitan para nuestro trabajo y marca la diferencia entre las organizaciones.

 

  1. ADAPTABILIDAD AL CAMBIO Humildad, curiosidad, pasión, inconformismo. Todas ellas responden a una actitud que es propia de un agente del cambio. Es consciente del dinamismo del mercado, se muestra flexible, abierto, observador, en constante aprendizaje. Se cuestiona los viejos paradigmas que existen dentro de su organización, huyendo de la comodidad y está preparado para los nuevos retos que le depare su organización.